Montañas
del Mundo

La vida a grandes alturas puede ser dura. Con frecuencia el alimento es escaso, el clima puede ser extremoso y el aire menos denso que hace difícil respirar. Sin embargo, también hay más espacio, poca interferencia del ser humano y menos depredadores.